Teleférico Santiago

Teleférico Santiago, una increíble experiencia

Teleférico Santiago abrió sus puertas después de 7 años.

Con 47 cabinas para 6 personas cada una y 8 módulos para transportar bicicletas, Teleférico Santiago deja atrás los clásicos “huevitos” para dar paso a uno más moderno y seguro que brinda a todos sus visitantes accesibilidad universal para coches, sillas de rueda y transporte de bicicletas, algo único que le permite a los amantes del ciclismo, realizar esta actividad en los alrededores de la Cumbre del Cerro San Cristóbal.

El Teleférico de Santiago recorre casi 4km (ida y vuelta) que dura 15 minutos a una velocidad máxima de 18k/h. Entregando una vista aérea privilegiada de la ciudad a través de sus tres estaciones: Oasis, Tupahue y Cumbre. Las nuevas cabinas son más rápidas; poseen sistema de ventilación, asientos abatibles, iluminación eléctrica, calefacción y botón de pánico para casos de emergencias. Las estaciones poseen atractivos a su alrededor que permiten un día ameno y divertido a los visitantes.

El Gobierno anunció la reapertura en 2014 y al año siguiente, comenzó la reconstrucción del nuevo Teleférico Santiago.

La reconocida empresa francesa “Poma” que conforma el Consorcio Teleférico Santiago, fue la encargada de la actualización del servicio. La reparación contempló la adquisición de cabinas de última generación, sustitución completa del cableado, sistema motriz y aparatos de control.

Turistik, encargados del Teleférico Santiago.

Esta reconocida empresa chilena logró la concesión por 10 años. El Teleférico Santiago te hace volar por las alturas del Parque Metropolitano de Santiago, el segundo parque urbano más grande de Sudamérica y el cuarto del mundo, con sus más de 700 hectáreas de extensión e increíbles atractivos y miradores que enamoran a todos los visitantes nacionales e internacionales que escogen Santiago de Chile como principal destino turístico para comer, comprar y disfrutar de experiencias memorables durante sus tan esperadas vacaciones.